¿Por qué viajar en septiembre es la mejor opción?

viajar en septiembre

Si estás triste porque no pudiste pautar tus vacaciones durante el verano, no te preocupes. Debemos aclararte que si buscas mejores opciones, viajar en septiembre te puede sorprender con distintas ventajas y esto lo saben quiénes son amantes de los viajes.

Frecuentemente las personas eligen los meses de julio y agosto para organizar sus vacaciones. Sin embargo, el noveno mes del año es una buena alternativa para quienes realmente desean disfrutar con calma de cada destino, incluso destinos tan masificados como Canarias, Baleares o la Costa del Sol. También es el momento en el que aparecen las ofertas más llamativas no solo de vuelos, sino de paquetes turísticos completos, transfers de pasajeros y tour guiados, etc, etc.

Además de ello, estas son las principales ventajas de planificar un viaje en septiembre:

1. Es más económico

Viajar en septiembre significa un respiro para nuestra economía. Esto se debe a que la temporada alta generalmente finaliza en los últimos días de agosto, por lo cual hoteles y aerolíneas crean ofertas llamativas para mantener un flujo estable de clientes. Algo que sin duda alguna, este año lo veremos de forma más marcada, ya que el sector turístico ha sido de los más golpeados por la pandemia y ahora las empresas solo quieren recuperarse lo antes posible.

2. Hay temperaturas más agradables

Sí, los días de sol son los más agradables. Sin embargo, durante el verano debemos limitar nuestra exposición a los rayos solares por motivos de salud. Esto es algo de lo que no debemos preocuparnos durante el otoño, pues las temperaturas son más agradables y es posible poder recorrer los lugares con más detenimiento.

Esto no solo lo decimos por destinos como las playas, ya que también es favorable para los amantes de las montañas o de las ciudades como Florencia, que resulta más agradable de visitar durante septiembre.

3. Hay menos gente

El hecho de que haya menos gente alrededor es un factor que muchos saben agradecer, sobre todo quienes hacen vida en las grandes ciudades como Madrid. Ir a los parques o a las playas en septiembre será más tranquilo, podemos hacer yoga o broncearnos sin preocuparnos por todo lo que nos rodea.

4. Momento ideal para relajarse

Septiembre es quizás el mes más estresante para todas las familias, esto se debe a que es el mes en que no solo regresamos al trabajo sino que vuelven las clases en colegios y universidades. Por tanto, impera el caos en los hogares, en las calles así como en todo el sistema del transporte público.

Esto es algo de lo que podemos librarnos al elegir septiembre para vacacionar. Incluso, será como una segunda vacación, ya que en agosto los jefes también se toman sus días libres y por tanto, la oficina se encuentra más tranquila.

5. No habrá problemas para elegir fechas

En las empresas uno de los principales problemas es elegir las fechas para vacacionar. Lógicamente, la mayoría de los trabajadores escogen julio o agosto para tener días libres y disfrutar con toda la familia. Por esta razón, hay malestar entre los empleados.

Pero, si elegimos las vacaciones en septiembre también nos libramos de ver malas caras entre los compañeros de trabajo. Así que mientras ellos regresan al estrés, otros comenzaremos a relajarnos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.