Los 16 Mejores lugares que ver en Las Hurdes

Las Hurdes es una comarca natural que ocupa el norte de la provincia de Cáceres (Extremadura), lindando con la vecina Salamanca. No es una comarca administrativa como tal, pero su historia común ha hecho de esta zona una de las más representativas y, de hecho, algunos municipios forman la mancomunidad de las Hurdes (Caminomorisco, Casar de Palomero, Casares de las Hurdes, Ladrillar, Nuñomoral y Pinofranqueado).

Este terreno montañoso repleto de parajes naturales de gran belleza tiene otras muchas alquerías y pueblos, hasta 7 ríos regando sus valles, picos, sierras… Una combinación perfecta para hacer turismo rural en Las Hurdes. Por eso, vamos a conocer todo lo que hay que ver y qué hacer en Las Hurdes para que puedas hacer turismo y recorrer todos los paisajes de las Hurdes.

Qué ver en Las Hurdes

Meandro del Melero

En Las Hurdes hay diferentes meandros formados por los cauces de los ríos. Sin embargo, el meandro El Melero destaca entre los demás por su singular belleza y por dibujar la frontera entre las provincias de Cáceres y Salamanca, limitando con la sierra de Gata.

Este meandro formado por el cauce del río Alagón está cerca de Riomalo de Abajo, una alquería del municipio de Caminomorisco, por lo que se puede recorrer fácilmente la senda de unos 3 kilómetros hasta el paraje. Además de ser sencilla, resulta mucho más bonito que ir en coche porque el camino está lleno de árboles y se organizan actividades para conocer el meandro El Melero desde el agua (canoa, catamarán…).

El Chorrituelo de Ovejuela

Una de las cosas que ver en Las Hurdes es esta cascada de unos 50 metros de altura formada por las aguas del río Ovejuela. Este paraje, además de su belleza, merece mucho la pena porque el camino hasta ella pasa por otros lugares de interés de la comarca, lo que lo convierte en un estupendo plan que hacer en Las Hurdes.

Desde el pueblo de Ovejuela parte una senda que llega a la cascada en unos 45 minutos. Aunque está señalizada, solo hay que seguir el cauce del río Ovejuela y aprovechar la caminata para refrescarse en la piscina natural de Ovejuela, otro punto turístico rural de lo más recomendable.

Mirador de Las Carrascas

La comarca de Las Hurdes cuenta con un abrupto terreno montañoso, por lo que hay una gran cantidad de miradores que permiten contemplar parajes de manera panorámica desde lo alto, además de divisar numerosas especies de aves (en peligro de extinción incluidas).

Uno de los más destacados es el mirador de Las Carrascas, lugar situado entre los pueblos de Riomalo de Arriba y de Casares de las Hurdes, en la carretera EX366. De un lago se puede ver Las Hurdes y su entorno, al lado opuesto la sierra de Francia y las Batuecas de la provincia de Salamanca.

Chorro de La Meancera

En esta ocasión, del mismo pueblo de El Gasco sale un camino que conduce a una bonita cascada de Las Hurdes con unos 100 metros de caída, concretamente del Centro de Interpretación de la Casa Hurdana, donde proporcionan todo tipo de información sobre la comarca en general y sobre el sendero en particular.

En poco más de media hora se llega al salto de agua y, aunque el camino es sencillo, hay cierto desnivel y bastantes piedras. Hay que cruzar el río en varias ocasiones, pero todo está muy bien señalizado. Para los más atrevidos, una vez se llega al Chorro de la Meancera, se puede continuar otros 45 minutos hasta el volcán de Ferraly (o del Gasco), un cráter de unos 50 metros de diámetro formado por el impacto de un meteorito.

Puente de los Machos

Este puente está situado en la localidad de Ovejuela y se construyó en el siglo XIII para poder atravesar el río de los Ángeles cuando el río llevaba mucha agua para facilitar el paso del ganado.

El puente es uno de los símbolos de la arquitectura tradicional, esta construido en piedra de las canteras de pizarra negra que existen en la zona.

Piscinas naturales en Las Hurdes

En las Hurdes podemos encontrar numerosas piscinas naturales y zonas de baño donde podremos refrescarnos del calor en verano y entre las que se encuentran El Charco de la Olla, la piscina natural de Caminomorisco, el Charco Morisco, la piscina natural de Vegas de Coria, la piscina natural de Ovejuela o la piscina natural de Riomalo de Abajo entre otras 26 piscinas naturales que podemos encontrar en las Hurdes.

Valle de los Tejos

La pequeña alquería de El Cerezal posee una de las joyas de Las Hurdes: el valle de los Tejos. En toda Extremadura quedan menos de 230 tejos y 56 están en este bonito valle, un árbol al que se le atribuyen poderes desde la época de los celtas y que tiene una especial protección por estar en peligro de extinción.

Además de la peculiaridad de estos árboles singulares, el interés de este espacio radica en el conjunto de vegetación que forma el paraje. Además, el pueblo, perteneciente a Nuñomoral, es muy bonito y es recomendable dar un paseo por sus calles para conocerlo.

Chorro de los Ángeles

Esta espectacular cascada tiene más de 200 metros de altura y la podemos encontrar cerca de la localidad de Ovejuela.

Podemos acceder a ver la cascada desde un mirador situado justo enfrente de la cascada a través de una pasarela de madera.

Pueblos que visitar en Las Hurdes

Las Hurdes tiene numerosos pueblos con encanto para visitar en diferentes municipios o concejos formados por entidades menores llamadas alquerías:

Pinofranqueado

El valle del río Esperabán pertenece a este municipio y el río que le da nombre parece abrazar el núcleo urbano de la alquería de Erías, donde hay que visitar el lagar para conocer la producción de aceite de Las Hurdes y el arco de Erías.

También destacan las Ovejuela, la de Sauceda, la de El Robledo o la de Horcajo por mantener su estética tradicional y, esta última, por albergar el Aula de Naturaleza El Castaño. Sin embargo, en Pinofranqueado hay que hacer una parada en su piscina natural bajo el puente de los Machos que salva el río de los Ángeles.

Caminomorisco

Junto a Pinofranqueado está el municipio de Caminomorisco, antiguamente conocido como Las Calabazas, más pequeño que el anterior. Tiene 7 alquerías o núcleos urbanos que han sabido conservar todo su encanto a pesar del paso de las décadas y entre su patrimonio destaca la iglesia de San José.

Casares de las Hurdes

Casares de las Hurdes es conocido por sus tamborileros, pero bien merece una visita por su entorno natural formado por el río Hurdano desde su nacimiento hasta que cruza al vecino Nuñomoral.

Su alquería más destacada es la que da nombre al municipio completo, pero la más visitada es la de Riomalo de Abajo por su cercanía al meandro El Melero del que ya hemos hablado anteriormente.

Ladrillar

El municipio de Ladrillar es otro de los que ver en Las Hurdes por sus bonitos pueblos típicos de Las Hurdes con pizarra y barro y por su cercanía, ya casi llegando a su vecino Casares de las Hurdes, al mítico mirados de Las Carrascas, uno de los mejores balcones de Las Hurdes con vistas a la vecina Salamanca.

Nuñomoral

Nuñomoral da la bienvenida a Las Hurdes con un impresionante mirador con vistas a El Cerezal y a su valle de los Tejos, el lugar perfecto para pasar el día en los merenderos habilitados sobre el arroyo Cerezal.

Además, entre sus alquerías destaca El Gasco por su cascada a la que hemos visto cómo llegar y por su mirador que sirve de balcón con vistas a varios meandros consecutivos formados por el cauce del río Malvellido (también en la alquería de La Fragosa).

Rutas de senderismo en las Hurdes

Volcán del Gasco

Este paseo de un kilómetro de longitud parte del centro de el pueblo de El Gasco y conduce hasta el conocido volcán en el cerro del Castillo. Este peculiar paraje está formado por los restos de un antiguo castro prehistórico construidos con piedras aparentemente volcánicas.

Aunque ese origen volcánico no está claro, el sendero es bonito, sencillo, se recorre en una hora y desde el lugar se obtienen unas bonitas vistas de Las Hurdes.

Verea del Risco Gordo

Esta ruta tiene unos 5 kilómetros y medio que se recorren fácilmente en poco más de 3 horas. La vereda une los pueblos de Ladrillar y El Cabezo y su peculiaridad radica en hacer de frontera con el Parque Natural de Las Batuecas, en Salamanca.

Los parajes de Las Hurdes que se ven por el camino son impresionantes: bosques, restos fósiles, gargantas de agua y, de fondo, el pico más alto de la comarca: el Mingorro.

Vereda del Correo

Para conocer las llamadas Hurdes Bajas y Hurdes Altas, nada mejor que esta ruta de 8 kilómetros que ocupa unas 5 horas a pie. El punto de inicio es La Huerta, una alquería de Caminomorisco, y el camino rústico de adentra hacia la presa Arrocerezo hasta El Cerezal.

Por la vereda se puede ver el petroglifo Las Herraduras, varias alquerías desde las alturas y, como no, la impresionante panorámica de la presa.

¿Cómo llegar a Las Hurdes?

La comarca de las Hurdes está situada al norte de la provincia de Cáceres en Extremadura y podemos llegar desde Cáceres por la autovía de la Ruta de la Plata (A–66), en dirección a Plasencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.