Enoturismo: Castilla La Mancha

Si hay un lugar perfecto para el Enoturismo es Castilla La Mancha, debido a la gran extensión de sus tierras dedicadas al cultivo de la vid es llamado el mayor viñedo del mundo. La Ruta del Vino de La Mancha le dará la oportunidad al visitante de disfrutar de hermosas vistas, saborear los exquisitos vinos de esta tierra y de familiarizarse en la tradición que los rodea. Así como conocer las tierras que inspiraron las andanzas de Don Quijote de la Mancha.

Ya en tiempo de Miguel de Cervantes los vinos de esta tierra eran famosos por su gran calidad y eran destinados principalmente a los paladares de la casa real y de la nobleza. La ruta del vino está integrada por las siguientes localidades: Alcázar de San Juan, Pedro Muñoz, Socuéllamos, Tomelloso, Villarrobledo, Campo de Criptana y San Clemente. Pero queda a criterio del visitante si desea visitarlas todas. Recorrer la región con sus vastos campos cultivados y ver surgir imponentes molinos es toda una experiencia. Acá solo haremos referencia a 3 de estos destinos.

 

Alcázar de San Juan

Los árabes la llamaron Al-Kasart, que significa plaza fuerte o palacio fortificado, esta puede ser descrita como un  típico pueblo manchego con importantes casas solariegas de los siglos XVII al XIX y algunos molinos. El casco urbano se dispone en torno a la plaza de Santa María. Puedes visitar el palacio del Gran Prior de los Hospitalarios, que conserva el torreón, declarado Bien de Interés Cultural. En Alcázar de San Juan también se encuentra el Museo Casa del Hidalgo, donde se puede descubrir cómo era la vida de los hidalgos que inspiraron el personaje de Don Quijote de La Mancha. En cuanto al vino, puedes realizar visitas guiadas a las distintas bodegas y a los viñedos, degustaciones, cursos de cata y comidas típicas manchegas entre las bodegas que formas parte de la ruta están: Viñasoro, La Tercia, Angora y San Lorenzo.

 

 

Campo de Criptana

En el Campo de Criptana se encuentran los gigantes contra los que luchó el Hidalgo de Cervantes,  esta localidad está incrustada en la ladera de una colina y sus casas construidas en esta ladera parecen un anfiteatro. En la cima descansan los molinos de viento en un alto que presentan una preciosa vista. En cuanto al enoturismo, puedes visitar las bodegas con explicaciones sobre la elaboración de vinos y degustación. En ocasiones puedes visitar los viñedos y hay tiendas de vino y productos típicos, en algunos lugares ofrecen comidas. Puedes ir a: Bodegas y viñedos Castiblanque, Bodega del Saz y Nuestra Señora de Criptana

 

Villarobledo

Esta localidad es famosa por su carnaval y la elaboración de tinajas, se puede pasear por su plaza, declarada Conjunto de Interés Histórico Artístico. Aquí termina la ruta del vino. En las Bodegas de Villarobledo puedes participar en catas y degustaciones, visitar las bodegas y viñedos, en ocasiones tienen servicio de restaurante y hasta alojamiento. Entre las bodegas están: Aresan, Pago de la Jaraba, Lopez Panach, Bro Valero y Viñedo y Bodega El Castillo.

 

 

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *