¿Qué tener en cuenta al elegir dormitorios juveniles durante las vacaciones?

dormitorios juveniles

Viajar es una experiencia que le permite a las personas probarse a sí mismas que son capaces de desenvolverse libremente en diferentes situaciones. Esto mientras disfrutan de una grata experiencia recorriendo y aprendiendo sobre nuevos lugares y culturas.

Sin embargo, no siempre es posible para la mayoría, ya que implica una serie de gastos que no todo el mundo puede costear. A su vez, un impedimento suele ser la estadía, ya que los hoteles son un servicio costoso.

Es por este motivo que los dormitorios juveniles surgen como una excelente alternativa para los viajeros de menor edad. Debido a que les permite quedarse en las ciudades que desean visitar a un menor costo y bajo unas garantías de satisfacción lógicas y adecuadas.

Asimismo, estos establecimientos se asemejan a los hoteles, pero difieren en que las habitaciones son compartidas con otros huéspedes. Además cuentan con la característica de que la mayoría de los espacios son áreas comunes.

Por lo tanto, brindan la oportunidad de convivir con un montón de personas diferentes y por esto suelen ser los preferidos por los jóvenes turistas que buscan experiencias nuevas en sus viajes.

Factores a tomar en consideración

No obstante, al igual con cualquier otra opción de hospedaje, en los dormitorios juveniles también hay ciertos aspectos a considerar cuando se decide rentar un espacio en ellos. Ya que de estos dependerán la comodidad y la experiencia vivida en sus instalaciones:

1. Una buena ubicación

Que su ubicación se encuentre cercana a las zonas de interés del inquilino será clave, ya que le permitirá ahorrar en transporte. Asimismo, si lo que se busca es festejar, es recomendable que esté cercano a las zonas de recreación nocturna, lo cual te brindara una mayor seguridad al retornar después de la fiesta.

2. Instalaciones y espacio disponible

A ser habitaciones compartidas con baños compartidos y pocos espacios designados para guardar el equipaje, es importante que se considere cuanto espacio habrá disponible. Además, también es importante chequear el estado de las camas y las habitaciones, debido a que así se evitarían momentos incómodos provocados por una insatisfacción generalizada.

3. Reputación del establecimiento

Igualmente, otra forma de cerciorarse de que se está rentando un espacio que cumplirá con las expectativas es investigar cuál es la reputación del dormitorio juvenil. Normalmente en Google o Yelp se ofrecen testimonio de antiguos huéspedes que relatan su experiencia con el fin de atestiguar si es un lugar satisfactorio.

4. Relación costo calidad

Hay que recordar que el motivo principal para quedarse en un sitio de esta modalidad es que se busca ahorrar dinero. De manera que si es demasiado costoso para lo que ofrece, es mejor evaluar otras opciones para no realizar una mala inversión.

Ventajas de los dormitorios juveniles para los viajeros frecuentes

Además del factor económico, hay otras ventajas que se obtiene al hospedarse en un dormitorio juvenil durante una visita turística. Algunas de ellas son:

  • Vivir una experiencia distinta a la habitual.
  • Compartir y aprender de las culturas y costumbres de otros huéspedes.
  • Apoyar un servicio que contamina menos que un hotel promedio.
  • Crear una red de contactos más extensa con la gente que allí conoces.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.