Camprodón, un paraíso escondido en Cataluña

No sé si te sonará, probablemente no. Camprodón es un municipio del Ripolés Catalán, situado en la provincia de Gerona, situado a tanto solo 120 kilómetros de Barcelona, perfecto para una escapada de casas rurales en Cataluña.

Está situado en el valle que lleva su mismo nombre, entre los ríos Ter y Ritort, siendo uno de los municipios más grande de la comarca desde que se anexó a los términos de Freixanet, Rocabruna y Beget, alcanzando una población total de más de 2200.

La verdad es que el Valle de Camprodón se puede considerar un paraíso natural para aquellos que amamos la naturaleza. Es un pueblo con casitas de estilo montañero, con una gastronomía excelente y una fauna rica. Un punto de referencia para el turismo rural, demostrado por la gran variedad de casas rurales en Camprodon que puedes encontrar.

En este post, vamos a analizar los pueblos que podemos que este rico valle, perfecto para una escapada de fin de semana. ¡Adelante!

Camprodón

Como hemos dicho es el pueblo principal, que da nombre al valle. Tiene una gran variedad de senderos y entre los paseos, destaca visitar la robleda de Can Pascal y la font Nova y de Maristany. También se puede disfrutar de la historia y la arquitectura a través de sus monumentos, como el puente de piedra que atraviesa el pueblo, su monasterio (Sant Pere) o la Fábrica Bilba de dulces.

Setcases

Alrededor de unas pocas casas, hace cientos de años, fue naciendo esta maravilla en el Valle del Camprodón. Su imagen montañés es su principal atractivo, todas hechas de piedra. Allí podemos encontrar la Iglesia de Sant Miquel, que cuenta con un precioso altar dorado de estilo barroco, visitado por todos los amante de la historia. Simplemente increíble.

Beget

A este pueblo se le considera directamente uno de los pueblos más preciosos de toda la comunidad catalana. Además, al ser tan pequeño e inaccesible, su encanto aumenta, no apareciendo en la mayoría de las listas de turismo para ser visitado. Este aspecto a realzado su magia desde hace años. La Iglesia de San Cristóbal es el monumento de más interés, además de perderse entre sus estrechas calles. Como curiosidad, cuenta con dos puentes medievales de un encanto sin igual.

Sant Pau de Segúries

En un pequeño pueblo realmente tranquilo, con algunos lugares dignos de ser visitados. El Santuario de Remei puede ser el primero de ellos, construido en el siglo XIX y sacado de un cuenta de hadas real. Además, no te puedes perder la vía romana, perfectamente conservada con más de 2000 años de antigüedad constatada.

Molló

Por último te hablamos de Molló en este post, dejando probablemente sitio para otros municipios en otros artículos más adelante. En este pueblo de montaña encontramos calles de adoquines y casas montañeras. Además, podemos visitar la Iglesia de Santa Cecília o la Ermita de San Sebastián, ambos monumentos preciosos de un porte impresionante.

Espero que hayas disfrutado de esta ruta de pueblos montañeros por Gerona y te emplazamos para otros recorridos por este valle en los siguientes posts.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.